viernes, 15 de enero de 2010

Seis maneras de secado rápido de cogollos

Los cogollos que son secados rápidamente tienen una combustión muy caliente; su humo resulta áspero y al fumarse saben a verde. Primera. Manicura los cogollos en fresco y elimina todos los tallos. Extiéndelos bien y envuélvelos en papel o mételos en sobres. Sitúa el envoltorio o el sobre donde reciba calor, un radiador por ejemplo.

Dependiendo del nivel de calor, los cogollos estarán secos entre unas horas después o al día siguiente. Entonces, los cogollos estarán un poco crujientes; colócalos en un recipiente hermético hasta que suden. Envuélvelos de nuevo en papel y sécalos hasta que se deshidraten lo suficiente para arder bien. Segunda. Corta los cogollos y/o las hojas en fresco. Sitúalos en un trozo de papel de aluminio de 30 cm. Aguántalo o déjalo sobre una bombilla de 60 ó 100 vatios. Remueve cada 15-30 segundos. El material estará lo suficiente seco como para fumarse entre uno y tres minutos.

Tercera. Coloca los cogollos y/o las hojas sobre papel de panadería y hornéalos a 65 °C durante 10-15 minutos. Vigila regularmente y remueve si fuera necesario hasta que la materia vegetal esté seca. No eleves la temperatura por encima de 90 °C o el THC se vaporizará en el aire.
Cuarta. Sitúa los cogollos y/o las hojas en un horno microondas. Enciende el microondas a media potencia durante periodos de 15 a 30 segundos. Repetir hasta que la materia vegetal esté seca, y remover de vez en cuando.
Quinta. Corta los cogollos y/o las hojas en trozos pequeños y deposítalos en un recipiente de vidrio con tapa hermética. Introduce varias bolsitas secantes del gel de sílice (como las que se incluyen con los aparatos electrónicos y cámaras) en el envase de vidrio y ciérralo. La humedad será absorbida por el gel de sílice en pocas horas. Retira los paquetitos y sécalos usando una fuente de calor seco. Reutiliza el gel de sílice hasta que la marihuana esté lo suficientemente seca para poder fumarse.
Sexta. Otra opción es secar los cogollos en un deshidratador para alimentos durante 24-48 horas. Los deshidratadores de alimentos consisten en una serie de rejillas apilables. Pon los cogollos y las hojas en las rejillas, montando una sobre otra. Un ventilador insufla aire hacia arriba suavemente para secar la marihuana en poco tiempo.

Fuente: Marihuana: horticultura del cannabis. La biblia del cultivador médico de interior y exterior, por Jorge Cervantes

Facebook

Videos

Loading...

Search

Cargando...