jueves, 6 de mayo de 2010

Cuando los Beatles conocieron a María

Cuenta la leyenda que fue Bob Dylan el que inició a los Beatles en el consumo de marihuana. Ocurrió durante la primera gira por Estados Unidos del grupo de Liverpool. Para introducirse en el competitivo mercado musical de los USA, Brian Epstein su representante, había sugerido a John Lennon y a Paul McCartney que compusieran algun tema pensando en el gusto americano y de ahí surgió "I Want to Hold Your Hand " un exitazo que convenció a Epstein que había llegado el momento de conquistar al público estadounidense.


Bob Dylan, que por entonces cruzaba el país de gira en una furgoneta Ford, oyó la canción por la radio y quedó entusiasmado. Sobre todo porque confundió lo que decía la letra de la canción y en vez de oír I can't hide, I can't hide, I can't hide (no puedo esconderlo, no puedo esconderlo, no puedo esconderlo) entendió I get high, I get high, I get high (me coloco, me coloco, me coloco), aunque dado el gusto de Dylan por la maría , no sería muy extraño quien estuviese "high" fuese el propio Dylan. Sea como sea ese error hizo que tomase a los Beatles por unos autenticos fumetas "pata negra".

El mítico encuentro se realizó unos meses despues, en la tarde-noche del 28 de agosto de 1964 en el Hotel Delmonico de Nueva York, cerca de Central Park.Los Beatles estaban en Estados Unidos desde hacía unos días y venían de actuar en San Francisco, Las Vegas, Seattle, Vancouver, Los Angeles, Denver y Cincinnati.Lennon estaba interesadísimo en conocer al autor de Freewheelin' Bob Dylan, y mandó a uno de su troupe a buscar al de Minessota.Por fin consiguieron que este se desplazara hasta el hotel y allí los presentaron. Un duelo silencioso ocurrio entre Dylan y Lennon hasta que Dylan pidió del vino barato que solía beber, como diciendoles -!Hey tios! Yo soy gente sencilla que pasa de vuestro puto champan frances.

Los Beatles, que por entonces ya iban de "superstars", se sonrojaron como si les hubieran cogido en falta y pidieron vino para Dylan; pero éste lo impidió, dijo que no le importaba, que era gente sencilla y bebería de lo que hubiera...o sea champan frances. Casi como si fuera una compensación, uno de los Beatles, le ofreció a Bob anfetas. Dylan se hizo el escandalizado, y dijo que las anfetaminas eran pura química, que no había que meterse esa mierda en el cuerpo, que fumaran maría que provenía de la tierra, que era natural.

Entonces los Beatles ante un sorprendido Dylan, reconocieron que nunca habían probado la maríhuana, y este, descojonadose, les contó su confusión con el estribillo de su canción "I Want to Hold Your Hand " I get high, I get high, I get high (me coloco, me coloco, me coloco). Esto acabó por romper el hielo. Los ingleses aunque estaban deseando probar la maría andaban un poco paranoícos hasta que Dylan le dió un porro bastante mal liado a Lennon y este casi sin mirarlo se lo pasó a Ringo diciendo - Ringo es el catador del rey. El encuentro continuó toda la noche entre porros , carcajadas explosivas y algunos conatos de creatividad. Había comenzado la época psicodélica de los Beatles.